mirandinos | Economía Social Solidaria, Cooperativas y Mutuales
16297
post-template-default,single,single-post,postid-16297,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Economía Social Solidaria, Cooperativas y Mutuales

La economía social solidaria, como un modelo productivo y servicios de colaboración mutua, se viene desarrollando de manera sistemática a partir de mediados del siglo XIX, en Chile y el mundo. Siendo sus principales y más conocidas expresiones las cooperativas y mutuales, y en aquellos años, conocidas como las sociedades de socorros mutuos, entre otras.

Artesanos/as, agentes del pequeño comercio, trabajadores/as, encontraron en la economía social solidaria, a la mitad del 1800, un respuesta concreta y real de satisfacción a sus demandas y necesidades que imponen las precarias condiciones de vida. Organizaciones económicas que nacen orientadas principalmente en la atención de la salud, de alimentación, pensiones y servicios fúnebres, sociedades que se constituyen bajo los estrictos principios y valores de la justicia, la solidaridad, la participación, la democracia, la promoción de la cultura y la educación de todos y todas sus asociados y familias. Principios y valores que son pilares fundamentales para su desarrollo hasta el día de hoy.

Una real alternativa de poder y desarrollo económico se comienza  a gestar bajo la idea de una propiedad productiva asociativa de todos los que allí participen, y teniendo como un solo objetivo, el brindar una atención a todos aquellos socios y socias que lo necesiten de modo equitativo. Gracias a su perseverante trabajo y de los beneficios reales que entrega a sus afiliados, logran éstos alcanzar un crecimiento insospechado en la sociedad de la época, lo que se refleja en el impulso que este movimiento brinda con gran fuerza a nuevas organizaciones de la economía solidaria en el seno del reciente proletariado de fines del Siglo XIX y principios del SXX, dando origen posteriormente, a las ya conocidas Mancomunales y prestando una fundamental colaboración a la construcción y organización del movimiento obrero sindical de estos años.

En Chile, sus principales impulsores se vinculan a la Sociedad de la Igualdad, reconocidos masones de aquella época liderados por Francisco Bilbao, y otros hermanos, migrantes españoles e italianos que con sus principios y valores masónicos fortalecen este movimiento.

Hoy, esta expresión para la construcción de una economía más justa y solidaria entre los seres humanos, de relaciones transparentes y democráticas, se instala en el mundo con casi un tercio de la población mundial asociadas a Cooperativas y Mutuales, transformándose en una fuerte y sólida expresión de una economía estable y de gran capacidad de generación de empleo de calidad, con respeto del medio ambiente y los derechos laborales.

En el país, el movimiento Cooperativo establece como su día nacional el 14 de noviembre, fecha en la cual el Estado de Chile constituye el primer departamento dependiente del Ministerio de Fomento en el año 1927, lo cual hace que estemos próximos a cumplir 90 años de una economía que reúne a casi dos millones de chilenos y chilenas bajo los principios por los cuales respetados y queridos hermanos influyeron para alcanzar una economía más humana para el buen vivir de toda la sociedad.

Por ello, saludamos en su día al mundo cooperativista y mutualista de Chile y le deseamos el mejor de los éxitos.

Respetable Logia Francisco de Miranda N°37 de la Gran Logia Mixta de Chile.