mirandinos | Día Mundial de la Tolerancia, 16 noviembre.
16290
post-template-default,single,single-post,postid-16290,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Día Mundial de la Tolerancia, 16 noviembre.

Para la francmasonería, el día Mundial  de la Tolerancia declarado por UNESCO un 16 de noviembre de 1995, es una jornada muy especial, ya que ésta, nos posibilita generar espacios de reflexión, dialogo e intercambio para la verdad, la justicia, el respeto de la diversidad, de los pueblos y los derechos humanos en la construcción de un mejor y buen vivir de la humanidad.

Tolerancia, pilar fundamental de la francmasonería, es uno de los principios y valor más preciado de la masonería universal, tolerancia que le ha permitido durante un poco más de 300 años de vida a la Institución el poder hacer convivir en sus templos diferentes credos religiosos y políticos, libre de los dogmas que puedan inhibir o dificultar la práctica del libre pensamiento y el transito hacia el conocimiento desprejuiciado.

En 1995, los países miembros de la UNESCO que adoptaron la Declaración de Principios sobre la Tolerancia concuerdan que: “la tolerancia no es indulgencia o indiferencia, es el respeto y el saber apreciar la riqueza y variedad de las culturas del mundo y las distintas formas de expresión de los seres humanos. La tolerancia reconoce los derechos humanos universales y las libertades fundamentales de los otros. La gente es naturalmente diversa; sólo la tolerancia puede asegurar la supervivencia de comunidades mixtas en cada región del mundo”.

En ese mismo marco de la declaración, UNESCO, expresa que la Tolerancia no sólo es un deber moral, sino un deber político y legal para la sociedades.

En este sentido, UNESCO a través de esta Declaración de principios de la Tolerancia afirma que: “La injusticia, la violencia, la discriminación y la marginalización son formas comunes de intolerancia. La educación es un elemento clave para luchar contra estas formas de exclusión y ayudar a los jóvenes a desarrollar una actitud independiente y un comportamiento ético. La diversidad de religiones, culturas, lenguas y etnias no debe ser motivo de conflicto sino una riqueza valorada por todos”.

Por lo anterior, esta Respetable Logia Francisco de Miranda N°37, de la Gran Logia Mixta de Chile adhiere y celebra con especial regocijo este 16 de noviembre, día Mundial de la Tolerancia.